Dos claves para disfrutar del vino en primavera

Volver al inicio
Esta primavera que será recordada por su apertura, entonces, aquí vamos con dos recomendaciones para abrirnos al vino,ya sea reconociendo su frescura, o promoviendo escapadas al valle de Colchagua. Vivirlo es lo que cuenta.

Por Álvaro Tello

Drinkability

En la jerga bebestible norteamericana, esta palabra se invoca cada vez que nos encontramos con cervezas o vinos que se beben con asombrosa facilidad. Se entiende por su jugosidad, sabor, y frescor. Veamos una selección de los vinos que nos puede ayudar a entender esa idea.

En la reciente apertura de su bodega en Pelequén, viña Morandé presentó su gama Adventure, una línea completa de vinos que pueden probar concibiendo la idea de alto factor de bebilidad. Entre ellos pongan atención a Tirazis, Mediterráneo, El Padre, Aterciopelado, y en especial a Colinas de Ránquil 2020, un vino cien por cien de uva País del Valle de Itata. Pónganlo en la hielera, y luego vean como se convierte casi en un jugo de guindas. Disponible en www.cavamorande.cl a $8.693 pesos.

Los jóvenes enólogos Felipe Gutiérrez y Cristian Goich, se tomaron la bebilidad como estandarte de batalla. Su línea El Portazo es un ejemplo, dando un golpe con uvas provenientes de Litueche, mirando hacia la costa del Valle de Colchagua. Vamos con el último lanzamiento, se trata de Fuy Entre la Niebla Pinot Noir 2021, con uvas de Río Negro, Valle de Osorno. Aquí el frescor y la fruta roja son intensos protagonistas. Disponible en Vinoteca Italia, Condell 1575 local 1, Providencia ($10.990 aprox.)

La sommelier chilena Alejandra Reid y el viñatero libanés Malik El Khoury, se conocieron en Chile, y de esta aventura nace en 2020 Átomo. Alejandra y Malik seleccionan lotes de Cabernet Sauvignon, Carménère, Petit Verdot y Cabernet Franc, y luego realizan el blend, o mezcla. A pesar que utilizan variedades reconocibles por vinos de gran estructura, aquí tenemos todo lo contrario, hay frescor, rica acidez, persistencia de fruta roja y negra. Se consigue a través de Instagram, en la cuenta @atomo.wine

Colchagua, enoturismo con vinos de origen

Un lugar donde podamos sentir que el tiempo nos pertenece y cuyo entorno pareciese irrepetible, es lo que debería primar a la hora de escoger por enoturismo. Y si agregamos que en cada estadía se de la posibilidad de probar los vinos de la casa, mejor aún. En la previa de la temporada estival, dos opciones en el Valle de Colchagua. La primera es hotel boutique Cava Colchagua, ubicado en la ciudad de Santa Cruz, en el sector Barreales. En medio de un paisaje y rodeados de viñedos, los hermanos Patricia y Francisco Ravanal, provenientes de una familia de viñateros con más de 100 años de tradición en el valle, cuentan con un hotel cuyas habitaciones son antiguas barricas de vino, enormes fudres de 45 mil litros, reacondicionados de tal forma que ofrecen el máximo confort. A primera vista es increíble, y a esto suman un spa, restaurante, piscina, hot tubs, y un parque con laguna y sendero. No podían faltar los vinos de la familia Ravanal, los cuales pueden probar en el bar de vinos (un detalle que aplaudimos). Más información en https://www.cavacolchagua.cl/

Pin It on Pinterest

Share This