Pamela Fidalgo, la cocinera vanguardista que revindica la comida congelada:

“La comida congelada le dice NO a la merma, además de regalarte tiempo. Me parece un tema alucinante. Hoy, puedes planificar tu menú en la semana y no perder recursos. Lo encuentro genial”.

Ella, la Pame, la cocinera, la regia, la insoportablemente adorable, la ruda, la de carácter, la madre más dulce. Ella es Pamela Fidalgo. Nos conocimos hace unos 14 años, cuando recién había ganado el premio Mejor Chef de Santiago, el año 2007. No creo que ella lo recuerde, pero yo si me acuerdo muy bien de esa primera vez. Eran mis comienzos en el mundo del periodismo gastronómico. Ella caminaba, linda como es, en su premiado restaurante “Alma”. Pasados los años, Pamela desarrolló su carrera por todas las áreas que uno puede llegar a imaginar, cubriendo todos los ámbitos posibles: restaurantes (Anakena, Alma, Coquinaria), televisión, columnas. Todo lo que envuelve este placer junto a las comunicaciones.

Y comenzó este camino porque le gusta viajar. “Escogí la cocina porque era una carrera que podía validar internacionalmente sin grandes estudios. Era una puerta de salida a mi corazón patiperro y me parecía una carrera no muy compleja. La cocina era una ventana abierta hacia el mundo”.

Sus inicios fueron como los de muchos otros en este rubro, en el pueblito del parque O´Higgins, sede de Inacap. “La malla era bastante técnica, por lo que pude recibir la base tecnológica para poder navegar en la cocina. Luego partí a Nueva York a especializarme en cocina internacional, en el Culinary Institute of America. En esa época yo era pequeña y todos los demás eran grandes. Mi vida en La Gran Manzana fue taller, estudio, taller, estudio y mucha práctica”.

Después, su afición a los sabores la llevó a Asia, donde se enfocó en las tendencias del sudeste asiático, convirtiéndose en su primera línea culinaria. “Desde que llegué a este continente maravilloso, a países como Japón o Tailandia, amé la mezcla del dulce con el picante”, explica Pamela. En paralelo, su espíritu cosmopolita la llevó a grabar programas de TV en California, a participar de Master Chef, e incluso a protagonizar proyectos de televisión más independientes, como Varietal en 13C, donde juntas recorrimos Chile. Y hoy, ella muy visionaria y con la pandemia a cuestas, está desarrollando su marca “Frozen”, en Brasil y a través de distintos retail en Chile.

Trasladémonos al comienzo. Cuéntame lo que sucedió con ese taller de cocina clandestina y de tu salto al restaurante Alma…
-El taller fue un restaurante clandestino que abrí con una amiga y socia en ese momento. Era un lugar donde entrabas con la modalidad prepago y con invitación, y que consistía en noches temáticas, siempre con algún plato nuevo. Después de atender a un público bien transversal, incluso a japoneses y a personajes de televisión, tuvimos la oportunidad de sacar los permisos para luego vender el taller y así formar el restaurante Alma. Fue un gran desafío y una época de bonanza.

¿Cómo se vio hace 13 años a una mujer que fue reconocida como la mejor en un mundo de hombres?
-Fue raro. Era la primera vez y estar tan expuesta… ¡Para mí un orgullo! Podía abrir las puertas y decirles a los hombres en la cocina que las mujeres llegamos para quedarnos. Y no sólo en segunda línea, sino dirigiendo a la par con ellos.

Pasaste por Coquinaria donde estuviste varios años. Luego desarrollaste MAT Mercado Urbano. Y hoy te reinventaste con Fro Zen. Cuéntame de este proyecto…
-Fro Zen es un proyecto de preparaciones gourmet congeladas que nace en mayo de 2020. Estamos en Jumbo, Tottus y Unimarc, quedando una cadena aún por confirmar. La verdad, ha sido demasiado reconfortante vivir una reinvención y con tanto éxito.

¿Cuál es tu verdadera meta como cocinera y comunicadora?
-Tengo proyecciones a futuro. Quiero ver a Fro Zen sólido en el retail.

En 5 años más, ¿te ves en Chile o en el extranjero?
-En otro lugar. En alguna parte del mundo.

¿Cómo te ha afectado el estallido y la pandemia?
-El estallido me impactó muchísimo. Ahí comenzaron los cambios. Me afectó porque se perdieron todos los eventos de fin de año, pero había que entender que debía seguir adelante, pero en un mundo nuevo. La pandemia ha sido una oportunidad de crecer, de estar con mis hijos y de desarrollar Fro Zen, que estaba en carpeta hace varios meses.

¿Crees que hay un cambio en la alimentación en este Chile post pandemia?
-Creo que hay un cambio global que va hacia no perder comida. La tendencia mundial indica que en dos años más, el 60 % o más de los alimentos que estarán en tu casa serán congelados. De ahí nace la idea de desarrollar una línea gourmet de platos congelados, que invita a tener sabores del mundo en tu refrigerador, para la hora y el día que tú estimes conveniente. Es una solución que convierte un momento cotidiano, en algo especial.

A todo esto… ¿qué pasó con MAT?
-No sobrevivió a la pandemia.

Contacto Varietal: Daniela Tapia | daniela@varietal.cl

inEditora Jefa Diario Financiero: Paula Vargas
inEditora Desarrollo Proyectos: Carmen Mieres
inSubeditora desarrollo de proyectos: Claudia Marín
inPeriodista: Constanza Garín Lobos
inPeriodista: Airam Fernández
InFotógrafa: Verónica Ortiz
InGerente Comercial: José Ignacio de la Cuadra
inDirector Creativo Comercial STUDIODF Orlando Silva Castañeda
inProduct Manager Digital: Sven Leskovsek
inJefa Desarrollo Digital: Sara Abarca
inEjecutivo Comercial: Francisco Kuhn
Programador: William Rodríguez
InDiseñador digital: Octavio Carvajal
inSocial Media Manager: Luisa Mendoza Pérez

Pin It on Pinterest

Share This