Café San Juan

Caminar por Barrio Italia es pasear por esas calles antiguas de piedra y por bellos caseríos, hoy convertidos en cuidadas galerías, tiendas de arte y diseño, y una que otra volada vanguardista, que te lleva a ser un cosmopolita, un hijo del mundo. Cerca de esas esquinas, con sus colores característicos igual a su gemelo de la zona de San Telmo, en Buenos Aires, aparece Café San Juan en su versión chilena. Es un hermano disfuncional, con distintos padres, igual de apariencia, pero con contenidos diferentes.

Al otro lado de Los Andes lo comanda Lele, el conocido chef argentino Leandro Cristóbal, quien luego de años de éxitos en el canal Gourmet, fundó el original Café San Juan junto a su familia, con un formato divertido, comida contundente y sin chaqueta de cocinero, despeinando la cocina. Para los amantes de esta industria es casi un deber haberlo visto en TV, por su onda algo grunge, rompiendo estereotipos.

Así funcionaba todo en Argentina, hasta que Lele conoció a Mauricio Jofré, cocinero chileno que luego de muchos años en los que fue casi un chef mercante, aprendiendo, recorriendo y trabajando en lugares como el Basque Culinary o con Massimo Bottura, llegó a la capital argentina para ser parte de La Fauna, entre otras quizás desconocidas experiencias. Leandro y Mauricio desarrollaron una amistad basada en la confianza y el sabor. Y decidieron replicar Café San Juan en Chile.

Más allá del prejuicio de ser un replica del bonaerense, el “Mauro” -como le dicen sus amigos- ha logrado desarrollar su propia versión, con identidad de producto nacional, dedicación y algunas voladas únicas, llenas de proteínas y sabor.

La especialidad en aperitivos es el vermouth creado por la casa, una de tantas otras sorpresas como el rico pan negro y el paté de conejo ($5.500). Probamos una delicia que cautiva por su simpleza: la Lisa con puré de granados y mayonesa de estragón ($5.990). Otro hit son los ostiones a la parrilla con mojo verde canario, una salsa preparada con cilantro ($5.990).

Tienen también unos impactantes Canelloni rellenos de molleja, ricota, acelga y nueces, en salsa de tomate y crema, un placer sólo para valientes ($11.500). Y para terminar las recomendaciones, prueben la maravillosa carrillera de ternera con hummus cocinada por siglos ($5.990). Sólo para un final dulce, juéguensela con uno de mis favoritos: Crème brûlée ($3.900).

Su mixología, en manos de Cristóbal Gutiérrez, ex barman de Rubaiyat, impresiona. Tienen delivery y mucha calle para atender a sus clientes, en especial en las noches.

Menú de almuerzo a $4.290.
Menú en el restaurante a $6.990.

Av. Francisco Bilbao 769, Providencia.
Teléfono: 232657816.

Contacto Varietal: Daniela Tapia | daniela@varietal.cl

inEditora Jefa Diario Financiero: Paula Vargas
inEditora Desarrollo Proyectos: Carmen Mieres
inSubeditora desarrollo de proyectos: Claudia Marín
inPeriodista: Constanza Garín Lobos
inPeriodista: Airam Fernández
InFotógrafa: Verónica Ortiz
InGerente Comercial: José Ignacio de la Cuadra
inDirector Creativo Comercial STUDIODF Orlando Silva Castañeda
inProduct Manager Digital: Sven Leskovsek
inJefa Desarrollo Digital: Sara Abarca
inEjecutivo Comercial: Francisco Kuhn
Programador: William Rodríguez
InDiseñador digital: Octavio Carvajal
inSocial Media Manager: Luisa Mendoza Pérez

Pin It on Pinterest

Share This